Datos del desempleo en junio en Jerez El paro, otra brecha de género en Jerez

  • El desempleo en Jerez se redujo en 699 personas en mayo, pero solo un centenar eran mujeres

  • Es la primera vez desde el estallido de la pandemia que disminuye el paro femenino

Una autónoma con su puesto ambulante en la plaza del Arenal. Una autónoma con su puesto ambulante en la plaza del Arenal.

Una autónoma con su puesto ambulante en la plaza del Arenal. / Pascual

Solo una de cada siete personas que encontraron empleo el pasado mes en Jerez era mujer. De este modo, la brecha de género en materia de empleo se hizo en junio un poco más grande.

Ayer jueves se conocieron las cifras de desempleados en la ciudad correspondientes al mes de junio. No fue un mal dato ya que se redujo en 699 respecto a mayo situándose en 31.614. De este modo, se han encadenado dos meses de bajada tras el estallido de la pandemia, que provocó que la ciudad volviese a estar por encima de los 32.000 parados, unos registros que no se alcanzaban desde hacía años.

Sin embargo, esta bajada del desempleo continúa sin afectar por igual a ambos sexos. De las 699 personas que el pasado mes dejaron de estar en las listas de desempleo, solo 100 eran mujeres. De hecho, desde el mes de febrero, no se producía un descenso en el número de desempleadas en la ciudad. En cambio, el paro masculino lleva dos meses consecutivos de bajadas —en mayo fueron 772 menos y en junio, 559—. La cifra total de jerezanas sin empleo ascendió el pasado mes a 19.155, 2.569 más que hace un año.

Pero, a pesar de que se redujo el desempleo femenino, sí hubo un grupo de edad donde se produjo lo contrario. Fue en el de mayores de 45 años con 51 registradas más —también aumentó entre los varones menores de 25 años (12 más)—.

Precisamente, este tramo de edad es el más afectado por la crisis del covid-19 a tenor de las estadísticas oficiales de empleo. Al cierre de junio, este grupo estaba conformado por 9.758 inscritas en el Servicio Andaluz de Empleo (SAE), la mayor cifra registrada en lo que va de década en un mes de junio. De hecho, es el que engloba a un mayor número de jerezanas sin empleo —hay 8.174 con edades entre los 25 y los 44 años y 1.223 menores de 25 años—.

En cuanto a los hombres, 5.820 inscritos tienen más de 45 años; 5.320 tienen una edad comprendida entre los 25 y los 44 años y 1.319 aún no han cumplido los 25.

El segundo mayor descenso de la década

La crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus sigue presente y su impacto sobre la economía es evidente pues hay 5.382 parados más que en junio de 2019. No en vano, desde 2012, con un país aún en recesión por el estallido de la burbuja inmobiliaria, no se producía un incremento interanual del desempleo al comienzo del verano. El grueso de este aumento producido en los últimos 12 meses corresponde al sector servicios (un 77% del total) . En cuanto al resto, hubo 442 parados más vinculados a la construcción, 339 más al colectivo de personas sin empleo y 245 a la agricultura.

Ahora bien, sí es cierto que la bajada registrada entre los meses de mayo y junio es la segunda más alta en lo que va de década (699) —en 2017 la reducción fue de 925 personas—. A pesar de la pandemia, y gracias al levantamiento del confinamiento y el fin del estado de alarma, el mes de junio ha podido cumplir con su ‘tradición’ de ser un mes relativamente positivo para el empleo.

El sector servicios volvió a ser nuevamente clave para alcanzar estos dígitos puesto que más del 85% de las personas que dejaron de estar en las listas encontraron un empleo en este grupo de actividad. En ella se contabilizaron 601 desempleados menos, la mejor cifra desde 2017, un hecho que corrobora que la vuelta de la actividad comercial, hotelera y hostelera tras el estado de alarma propició que ya se pudieran hacer algunas contrataciones que no pudieron realizarse en meses precedentes.

También descendió el desempleo en la construcción (238) y en la industria (118); en cambio, aumentó en el sector agrícola (83 más) y en el colectivo de personas que no tenían empleo anterior (173 más) en comparación con el mes anterior.

Hay que dejar constancia que el dato de junio, al igual que ocurrió en marzo, abril y mayo, no incluye a los trabajadores que se encuentran en suspensión de empleo o reducción horaria como consecuencia de un ERTE, ya que la definición de paro registrado no los contabiliza como desempleados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios