Jerez El circuito será reasfaltado completamente en octubre

  • Se han detectado problemas en cinco curvas solo un año después de repararse

  • Cirjesa prevé que la obra sea cubierta por la garantía vigente aunque pedirá que se use otra mezcla asfáltica

Una máquina reasfaltando uno de los caminos de servicio del trazado durante el verano de 2017. Una máquina reasfaltando uno de los caminos de servicio del trazado durante el verano de 2017.

Una máquina reasfaltando uno de los caminos de servicio del trazado durante el verano de 2017. / pascual

El circuito de velocidad será reasfaltado el próximo mes de octubre. No ha pasado ni un año desde que el pavimento se renovara en su totalidad cuando ahora se tendrá que volver a levantar y sustituir por los problemas detectados en algunas curvas. Concretamente, se han localizado defectos en la rodadura de cinco zonas, un hecho que no solo ha sido advertido por la Federación Internacional de Motociclismo (FIM) hace poco más de un mes sino que ya lo apuntaron algunos pilotos al poco de reabrirse la pista.

Preguntado por ello, el edil de Economía y vicepresidente de Cirjesa (la empresa pública que gestiona el trazado), Santiago Galván, aseguró que "no está preocupado" por este contratiempo al señalar que esta intervención, aunque necesaria y perentoria, permitirá que se pueda utilizar otro tipo de mezcla asfáltica que se entiende que es más idónea para albergar pruebas automovilísticas de primer nivel. Ahora bien, está por concretar quién asumirá el coste de esta intervención ya que, aunque el reasfaltado realizado el año pasado continúa en periodo de garantía, se da la circunstancia de que Cirjesa exigirá el uso de otro componente cuando el proyecto de obras elaborado por los técnicos municipales ya fijó la mezcla asfáltica que debía extenderse por la pista.

Cirjesa decide cambiar de mezcla asfáltica para albergar pruebas automovilísticas

El coste aún no está concretado pues se está elaborando el estudio correspondiente pero se baraja en una primera estimación que ronde los 400.000 euros. Galván indicó que no habrá "problemas" con la empresa adjudicataria quien afirmó que se ha mostrado dispuesta a ejecutar las reparaciones necesarias. Eso sí, reconoció que aún no se ha determinado la parte, si la hubiera, que tendrá que asumir Cirjesa. "Hemos visto que se ha disgregado el asfalto en algunas zonas por lo que vamos a aprovechar que sigue en garantía para repararlo", incidió Galván. Acto seguido, insistió en que a principios de esta década ocurrió lo mismo ya que se tuvieron que ejecutar mejoras durante dos años seguidos (el anterior reasfaltado se hizo en 2009).

El trazado se renovó en el verano de 2017 por parte de la UTE (Unión Temporal de Empresas) conformada por las firmas jerezanas Aglomerados Andaluces SLU y Manuel Alba SA con un coste de algo más de 835.000 euros. Aunque presentó la oferta más cara, estas mercantiles se llevaron la adjudicación ya que fue la mejor valorada, precisamente, por sus aspectos técnicos. Sin embargo, los problemas de rodadura empezaron a detectarse al poco de que volviera a reutilizarse la pista.

Por este motivo, Cirjesa ha encargado a una consultora independiente que analice las causas del rápido deterioro del asfalto, unos resultados que se conocerán a mediados del próximo mes. La dirección facultativa, que recayó en varios técnicos municipales, lo han achacado a que la mezcla utilizada no era la idónea para las pruebas automovilísticas de F-2 que hubo en el trazado en octubre del pasado año, aunque se utilizó el mismo material con el que se asfaltó el trazado en 2009. El pasado martes, se celebró una reunión técnica donde estuvieron presentes técnicos de Cirjesa, la dirección facultativa y representantes de la empresa adjudicataria de las obras. Galván relató que en ella la empresa no puso reparos a dar solución a los problemas puesto que sus trabajos siguen en periodo de garantía. El pliego de condiciones que reguló la adjudicación de estas obras establecía que el plazo de garantía fuera de un año pero la empresa ganadora presentó en su oferta alargarlo hasta los dos años.

Ahora bien, el ejecutivo ha optado por utilizar otro componente asfáltico. A preguntas de este diario, el edil justificó esta decisión de la siguiente forma: "Hace un año no existían las perspectivas de recibir nuevas pruebas de alto nivel que ahora tenemos y estas exigen un tipo de asfalto que ahora mismo no tiene el circuito". Eso sí, rehusó dar más detalles alegando la confidencialidad que requiere este tipo de negociaciones. Sobre el posible sobrecoste dijo sentirse "tranquilo" ya que la obra "está en periodo de garantía y estoy convencido de que no habrá ningún problema".

Se tiene previsto que los trabajos se inicien en la pista el próximo 23 de octubre. Esto provocará que se tenga que adelantar la última prueba de competición prevista este año, el Campeonato de España de Velocidad, que organiza la Real Federación Española de Motociclismo, prevista inicialmente para los días 27 y 28 de ese mes. Ayer mismo se cerró con esta entidad que la prueba se adelante al fin de semana anterior. Eso sí, las obras también afectarán a varias tandas libres organizadas por clubes de motociclismo. La intención es que el reasfaltado esté listo para los últimos test de temporada de MotoGP fijados para finales de noviembre, un evento que será, sin duda, una prueba de fuego para el futuro asfalto.

Al poco de reasfaltarse, el piloto británico Jonathan Rea (campeón de los tres últimos campeonatos del mundo de Superbike) alertó en una entrevista exclusiva con este periódico de los problemas de adherencia en dos curvas; pero la situación fue a más, lo que obligó a realizar una intervención de emergencia antes del pasado Gran Premio celebrado en mayo. Y el pasado mes, la FIM remitió un escrito alertando de los problemas surgidos en más curvas y exigiendo la urgente reparación pues no hay que olvidar que la licencia para albergar grandes premios se renueva anualmente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios