Jerez

"De momento nos siguen pidiendo carne mechada"

  • Bares y carnicerías consultadas dicen que los clientes preguntan por la procedencia del producto, pero continúan demandándolo

  • Llamadas de turistas preocupados por el brote

La carne mechada es uno de los productos 'estrella' del Tabanco Plateros La carne mechada es uno de los productos 'estrella' del Tabanco Plateros

La carne mechada es uno de los productos 'estrella' del Tabanco Plateros / Vanesa Lobo

Comentarios 0

Los diferentes brotes de listeriosis detectados en la provincia en los últimos días, provocados por el consumo de una carne mechada contaminada fabricada por la empresa sevillana Magrudis y cuya marca comercial es La Mechá, está generando cierta intranquilidad en la ciudad, donde ya se han confirmado dos personas ingresadas por este caso -una en el hospital del Servicio Andaluz de Salud (SAS) y la segunda en el hospital Puerta del Sur- y varias más que han acudido a los servicios Urgencias con síntomas similares a los que provoca listeriosis, pero están pendientes de las pruebas que lo confirmen y de momento no han precisado hospitalización.

La carne mechada es un producto típico en bares y carnicerías. Diferentes establecimientos de la ciudad que comercializan con este tipo de carne coinciden en que han recibido llamadas de personas -mayormente turistas que han consumido este producto en sus locales- a las que les había llegado la noticia y que estaban preocupadas por su estado de salud. Alguno de estos establecimientos, incluso, ha notado una bajada en las ventas de este alimento. Eso sí, todos ellos han conversado con sus proveedores y se han asegurado de que no exista ni el más mínimo problema entorno a este producto.

En el restaurante Albores, situado en la calle Consistorio, no han notado nada, según cuenta Daniel Arroyo, uno de sus encargados. “Hasta el momento no hemos recibido ninguna pregunta por parte de ningún cliente acerca de la carne mechada y mucho menos hemos notado un descenso en las ventas de la misma”, asegura. “Las personas saben a donde vienen y la calidad que ofrecemos. Tenemos la total confianza de nuestros clientes”. Es cierto que con este tipo de casos se puede crear una alarma social y las ventas pueden decaer en los próximos días, aunque Arroyo afirma que “si llega ese caso y las personas vienen preguntando, aquí estamos para atenderlas en lo que necesiten y darles las pertinentes explicaciones”. Lo cierto es que este restaurante jerezano ya ha asegurado este tema con su proveedor para prevenir cualquier caso similar, pero son conscientes “que ha sido una marca concreta”.

Otro de los numerosos bares jerezanos que ofrecen este producto típico en la ciudad es el Rincón Granaíno de la calle Porvera. “Incluso la estamos poniendo en los desayunos”, cuenta Javier Abreu, su propietario. Abreu sí que ha recibido hasta “10 llamadas en estos días”, sobre todo de clientes de otras provincias que consumieron carne mechada en este bar durante sus vacaciones y que “al enterarse de la noticia decidieron llamarme preocupados”. A pesar de ello, este bar tampoco ha tenido ningún problema. “Nuestra carne mechada es casera y todos nuestros clientes lo saben, por eso no ha habido preocupación por ello entre las personas de aquí”, explica este hostelero. Por este motivo “no va a afectar a las ventas de este producto en mi negocio”.

La carne mechada es el producto estrella de uno de los tabancos más conocidos de la ciudad: Tabanco Plateros. En este lugar ha ocurrido exactamente lo mismo que en el anterior. “Me han llamado algunas personas, del norte incluso, que consumieron aquí días atrás y que estaban preocupadas. Algunas de ellas embarazadas”, dicen. También afirman desde este tabanco que “se está pidiendo menos este producto últimamente”. No se trata de un descenso total de la venta, porque es cierto que se sigue pidiendo, pero sí que ha habido una ligera merma. Al igual que en Albores, este establecimiento se ha puesto en contacto con su proveedor para tomar las precauciones necesarias, pero a pesar “que ha sido una marca concreta, si la carne tiene este problema el proveedor tampoco puede detectarlo”, declaran.

Ernesto Quirós, propietario del conocido Tabanco El Pasaje, sí que afirma que “algunas personas vienen preguntando por la marca de la carne”, pero de momento “no hemos notado un descenso en las ventas. No sé si de aquí a unos días bajarán las ventas de este producto en la provincia, como dicen algunos, pero de momento todo bien”.

Además de los bares y restaurantes que ofertan este producto en sus cartas, la carne mechada también puede encontrarse en cualquier carnicería de la ciudad. En la de los Hermanos Jiménez, de la plaza Plateros, “aún no han notado ningún efecto negativo”. Llegaron ayer de vacaciones y “nadie ha preguntado hasta el momento por ello ni tampoco ha habido el más mínimo comentario al respecto”. En cambio sí que piensan que puede afectar en un futuro si se crea alarma social, “la salud es el más importante y si esto ocurre puede pasar como hace años con el aceite de colza”.

La marca que ha causado estas intoxicaciones prefiere no dar más declaraciones por el momento. Sandro Marín, uno de los responsables de Magrudi, asegura que “estamos colaborando con Sanidad en todo lo que nos solicitan y se están investigando las causas”. Marín no sabe si este hecho afectará a la empresa. “Hacemos un producto de mucha calidad y a la gente le gusta. Espero no haber perdido la confianza de mis clientes”.

El supermercado Alcampo ha sido otra de las partes afectadas por este asunto. La carne mechada en mal estado fue comprada en este supermercado, cuyo proveedor de estos productos era la empresa Magrudi. Carolina, una de las trabajadoras del departamento de calidad en Jerez, asegura a este medio que “se han retirado todos los productos que trae esta marca, no sólo la carne mechada”, añadiendo que “de momento no hemos percibido alarma social por ello”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios