Algeciras-Xerez CD Barragán, último técnico azulino que ganó en el Mirador, recuerda el triunfo

  • Detalla que "la semana fue complicada, hicimos un gran partido y Carrión se salió"

  • Lamenta su salida del club "por la puerta de atrás, me dejé sangre, sudor, lágrimas y dinero"

Barragán, en el banquillo del Nuevo Mirador la pasada temporarda. Barragán, en el banquillo del Nuevo Mirador la pasada temporarda.

Barragán, en el banquillo del Nuevo Mirador la pasada temporarda. / Jorge del Águila

El Xerez CD fue capaz el pasado curso de asaltar el Nuevo Mirador y ganó por 1-2. El 11 de febrero, en la jornada 25, los azulinos visitaban al Algeciras, segundo clasificado, llegaban tras perder en El Palmar de Sanlúcar por 0-2 ante el Cabecense y con José María Barragán en el banquillo de forma provisional en lugar de Vicente Vargas, que había presentado la dimisión tras la derrota.

La papeleta era complicada pero el Xerez CD la saldó con nota. En aquellos momentos, una plantilla configurada para aspirar a lo máximo se había colocado a sólo tres puntos del descenso. El equipo ofreció su mejor versión y regresó con una victoria que le dio aire para no hundirse ante un aspirante al ascenso.

El exjugador y exsegundo técnico azulino ya no está en el club pese a que le hubiese gustado hacerlo y dese fuera analiza las claves de aquel importante triunfo y de su salida del Deportivo por "culpa de un señor que, al margen del grupo inversor, es la que lo maneja. Su forma de actuar no la entiendo. Se mueve dentro como si fuese el dueño del cortijo". No se cierra la puerta a un posible regreso y valora la dedicación de futbolistas como Isra o Quirós que llevan ahí desde el principio".

-¿Qué recuerda de aquel 1-2 en el Nuevo Mirador de la pasada temporada?

-Todos los recuerdos son bonitos. Nos salió un buen partido en una semana complicada. Sabíamos que si no ganábamos, nos metíamos en un lío y todo salió bien. Los jugadores estuvieron muy implicados y todos hicieron un excelente trabajo, aunque Carrión estuvo impresionante, se salió. Se fue del campo aplaudido por la afición del Algeciras.

-Si echa la vista atrás, ¿con qué se queda?

-Con las cosas buenas y bonitas he vivido en ese club, los compañeros, los ascensos... Y me duele la forma en la que salí, que fue la misma de otras personas que tampoco lo merecían. Salí por la puerta de atrás después de haber dado por ese escudo sangre, sudor, lágrimas y dinero. El fútbol no tiene memoria.

-¿Cómo fue su salida del club?

-Ni lo entendí en su momento ni lo entiendo ahora. Fui vetado por un señor que, al margen del grupo inversor, es el que maneja los hilos. Se mueve dentro como el dueño del cortijo y no entiendo su forma de actuar. Juan Pedro me dijo que intentó mediar y solucionar el problema y la respuesta de ese señor fue que no tenía nada que hablar conmigo. Así, lo mejor para el club y para mí era la salida.

"Vargas me hace segundo entrenador porque no me quería en el equipo y no tenía valor para echarme"

-¿Cómo se explica que en verano Vicente Vargas le hiciese segundo entrenador y luego quisiese prescindir de usted?

-Me convence porque no me quería en el equipo como jugador y no tenía valor para echarme. En División de Honor, había sido titular con Fontana los tres partidos y cuando se va y el coge el equipo me dice que no cuenta conmigo, que lo voy a tener muy complicado para jugar. Le dije que no me importaba, que me quedaba y que le iba a demostrar que estaba equivocado, que le iba a dar la vuelta a la tortilla. Así fue, fui titular siempre que no estuve lesionado. Sabía que era válido y sabe que le quité muchos marrones del vestuario, le apagué muchos fuegos. Juanmi Becerra me dijo que era un hombre de club y eso fue lo que hice, trabajar por el club.

-¿Piensa que podía haber seguido?

-Cuando él se va, Eli, Raúl López y yo dimos un paso al lado. Comentamos que si teníamos que irnos para que viniera otro cuerpo técnico, como así fue, con otras ideas y otra forma de trabajar para salvar al equipo, que nos íbamos. Juan Pedro salvó al equipo y no hubo problemas hasta que otros los crearon.

-¿Cómo ve al equipo esta temporada?

-Voy al fútbol todos los domingos con mi padre. Es una pena todo lo que ha pasado porque los problemas extradeportivos afectan a los resultados. El equipo ha tenido fases buenas y otras no tan buenas pero creo que tiene una buena plantilla, tiene una buena base, con gente de calidad y con gente que da la cara. Hay futbolistas ahí que siempre dan la cara y que la van a seguir dando por el club porque están desde el principio, aunque ya van quedando pocos. Siempre voy a defender a mi gente, a jugadores como Isra o 'Chino'.

-¿Volvería al Xerez CD?

-Por supuesto, nunca le voy a cerrar las puertas a ese club, siempre las tendré abiertas. Es más, gente de dentro me lo ha comentado. Me quedo con el cariño de muchos aficionados, es gratificante que mucha gente reconozca el trabajo y la dedicación y dentro también los hay así, no son todos iguales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios