Fútbol | Tercera División

Los jugadores del Xerez CD apuestan por disfrutar en la recta final de la temporada

  • Los azulinos Fran y Ezequiel esperan "sellar la permanencia ante el Cabecense, lograr mejores resultados y divertirnos haciéndolo bien"  

El Xerez CD necesita sólo un punto para lograr la permanencia en Tercera División. Un empate frente al Cabencese le sobra para cerrar en una temporada bastante complicada y convulsa, en la que han pasado tres entrenadores por el banquillo azulino, Juan Pedro Ramos, Nene Montero y ahora Antonio Calle. El obejtivo era luchar por las plazas de ascenso pero hace meses que el objetivo quedó descartado.

Tras tantos problemas, los azulinos quieren lograr al menos un empate este sábado en Las Cabezas, se apuntan a disfrutar de un final de temporada tranquilo y jugando al fútbol.

Fran, guardameta del Deportivo, asegura que "vamos a intentar lograr la permanencia ya esta semana para dar tranquilidad deportiva al equipo" pero advierte que "a las alturas que estamos de competición no hay rivales asequibles, en La Juventud en la primera vuelta nos ganaron en un partido extraño, con mucha lluvia, tenemos esa espinita clavada y ahora a ver si podemos ganar. Queremos hacer las cosas bien para sumar el mayor número de puntos posibles hasta el final".

El Deportivo se impuso al Arcos en La Granja el domingo y ese triunfo "fue fundamental, era importante sacar los tres puntos porque el equipo llevaba varias jornadas sin ganar. Hicimos un buen partido a pesar del viento y la victoria nos ha dado tranquilidad, la permanencia ya es casi matemática".

Sobre Calle, destaca: "Lleva poco tiempo con nosotros, ha llegado con ideas nuevas, estamos jugando bien, trabajando bien y haciendo las cosas bien. Esperamos ahora que nos acompañen los resultados".

Por su parte, Ezequiel subraya: "A nivel anímico, encadenar dos triunfos nos reforzaría, nos valdría para ganar confianza y para confirmar que estamos haciendo las cosas bien".

Al igual que su compañero Fran, no se fía del Cabecense. "Va a ser un partido duro, exigente a nivel físico, con muchos balones divididos. Se la están jugando y tenemos que ir con las ideas claras para poner en práctica lo que hemos entrenado y lo que nos pide el míster. A partir de ahí, sabemos que tendremos nuestras bazas para ganar".

Bajo el punto de vista del lateral, el derrotar al Arcos les ha dado "un plus de tranquilidad. Estábamos trabajando bien pero cuando los resultados no llegan aparece la inseguridad, que no es buena, y llega el nerviosismo que todo el mundo no sabe llevar. Ahora todo se ve de forma diferente".

Por último, se muestra contento con la forma de jugar de Calle y matiza que "somos prácticamente los mismos jugadores, el míster hace mucho hincapié en que tengamos el balón, que lo movamos, que tengamos confianza, que sepamos lo que queremos y que no tengamos miedo a intentar cosas y a fallar porque no pasa nada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios